Agencia de colocación autorizada nº 9900000398

Entrar


Estas son las principales novedades que afectarán a los/as autónomos/as en el 2020

Con el Gobierno aún en funciones, se han tomado una serie de decisiones que afectarán al día a día de los autónomos. Muchas de las medidas ya están aprobadas y se pondrán en marcha a lo largo de los próximos días. Otras, en cambio, están en la hoja de ruta del ejecutivo y se resolverán a lo largo del ejercicio. Algunas de estas medidas pendientes son:

La cuota de autónomos para 2020

El incremento anual de la bases mínimas de cotización es uno de los aspectos que más interesa al colectivo, pero que aún está pendiente y se resolverá posiblemente cuando se aprueben los presupuestos del Estado. Mientras tanto, continúan en vigor las bases de 2019: 944,40 euros la mínima y 4.070,10 euros la máxima. 

El incremento de las bases de cotización de los trabajadores autónomos es una medida que se lleva realizando desde 2008, cuando ésta estaba en 817,20 euros, en base a las recomendaciones del Pacto de Toledo para intentar acercarlas a las de los asalariados. Desde la gestoría online Gestron explicaron que, en estos casi diez años han aumentado en 127,15 euros y prevén que “para el 2020, el tipo de cotización se incremente un 1%, situándose en el 30,3%. Esta subida se explica por el incremento del cese de actividad (que aumentará hasta el 0,8%) y las contingencias profesionales (que subirán un 1,1%, hasta situarse en el 28,3%).

Subida del Salario Mínimo Interprofesional

La subida del Salario Mínimo Interprofesional, de los 900 euros actuales a los 1.000 que plantea el Gobierno, es otro de los aspectos que quedan pendientes de resolver a lo largo de 2019. De momento, éste se queda en la cifra actual, pero la intención del Ejecutivo es negociar un incremento del mismo con patronales y sindicatos.

Si se llega a producir el aumento que propone la coalición PSOE-UP, los autónomos que cuentan con trabajadores en su plantilla percibiendo esta retribución tendrían que asumir cada mes unos costes laborales totales (que incluyen salario y cotizaciones sociales) de 1.548,75 euros, frente a los 1.393,88 euros que pagaban en 2019. Es decir, 154,87 euros más al mes. En términos anuales, esto significaría una subida de 2.168,18 euros al año por cada trabajador que cobre el salario mínimo

El acceso a formación

Los trabajadores autónomos dados de alta antes de enero de 2019, ya habrán cotizado durante todo un año por formación. Sería ahora, en 2020, cuando podrían disfrutar de esta prestación. Sin embargo, la Administración aún no ha decidido cómo va a ofertar los cursos formativos. Barajan dos opciones: formación a oferta o formación bonificada. El primero se llevaría a cabo del mismo modo que, actualmente, se hace con Fundae: la Administración saca a oferta una convocatoria pública, los diferentes centros de formación proponen un plan, y se escoge uno de ellos. Y, la segunda, consistiría en que el autónomo escogiese un curso -el que quisiera -, y tendría la posibilidad de deducírselo.

Novedades para autónomos que ya están en vigor en 2020

Tres meses de baja para los padres autónomos

Los autónomos que sean padres en 2020 podrán disfrutar de hasta 12 semanas de permiso, que también es aplicable a los casos de adopción y acogimiento. Un medida que fue aprobada en marzo, con el Real Decreto Ley de Igualdad Laboral, y que entró en vigor el pasado 1 de enero.

El objetivo de la normativa es igualar las prestaciones de las que actualmente disfrutan las madres con respecto a los padres (16 semanas). Un objetivo que esperan alcanzar en 2021. De momento, los autónomos que sean padres a lo largo de este año podrán disfrutar de un aumento de cuatro semanas más de su baja, que ya ha alcanzado los tres meses de duración.

Nuevos cambios a la hora de presentar el IRPF

A finales de junio se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una orden que modificaba la forma en la que los autónomos tendrían que presentar el IRPF. Un cambio que ya se ha hecho efectivo, pues la Orden del Ministerio de Hacienda HAC/772/2019 entró en vigor el pasado miércoles 1 de enero. Están obligados a cumplir con esta obligación:

  • Los autónomos que se acojan al régimen de estimación directa simplificada, independientemente del tipo de actividad empresarial o profesional que desarrollen.
  • Los autónomos que realicen una actividad empresarial en estimación directa que no tenga carácter mercantil de acuerdo con el Código de Comercio.
  • A los autónomos incluidos en el método de estimación objetiva sólo les afectará en el caso de que deduzcan amortizaciones. También en actividades cuyo rendimiento neto se determine teniendo en cuenta el volumen de operaciones.
  • Y no se verá afectado ningún autónomo que lleve su contabilidad según el Código de Comercio.

La novedad más importante que tendrán que llevar a cabo estos autónomos a partir de ahora será incluir el Número de Identificación Fiscal (NIF) de la contraparte de cualquier operación en los libros de ventas e ingresos, así como en los de gastos y compras. Es decir, los trabajadores por cuenta propia deberán hacer constar en el registro de cada transacción tanto su identificación, como la del otro negocio implicado.

Un esfuerzo burocrático del que podrán quedar exentos los pequeños negocios, como bares o comercios, acostumbrados a emitir facturas simplificadas. No tendrán la obligación de identificar al destinatario, bastará con dejar constancia de un resumen diario de todas las ventas -siempre y cuando el total de las operaciones de ese día no supere los 6.000 euros-.

Borradores de IVA para los autónomos

Hacienda pone en marcha en 2020 su prueba piloto de borradores de IVA y en febrero los autónomos empezarán a recibir un borrador con su declaración trimestral del impuesto, que el trabajador por cuenta propia podrá confirmar o no (como sucede con el de la RENTA). El objetivo que persigue el Fisco es facilitar las obligaciones trimestrales que tienen los autónomos y pequeños negocios.

No todos los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos recibirán el documento. Los que estén acogidos al régimen de IVA de caja, formen parte de un grupo de entidades o estén dentro del Registro de Devoluciones Mensuales, quedarán excluidos.

Una nueva prestación

Desde el pasado 13 de diciembre, los autónomos tienen una nueva prestación. El BOE publicó ese día una resolución que permitía a los trabajadores autónomos que hubieran sufrido un accidente laboral, acceder a una serie de ayudas para -por ejemplo- afrontar los gastos que supone eliminar las barreras arquitectónicas del local donde desarrolle su negocio o actividad, a fin de adaptarlo a sus nuevas necesidades físicas, el servicio de un fisioterapeuta o cubrir el coste de una prótesis.

De esta forma, las Mutuas amplían el catálogo de ayudas que ofrecen a los trabajadores por cuenta propia que trabajen con ellas.

Nuevo calendario fiscal

Los autónomos tienen que cumplir todos los años con una serie de obligaciones fiscales y el calendario fiscal de 2020 ya está disponible. Los trabajadores ya pueden conocer cuál es el último plazo de presentación de algunos modelos como el 303 -de autoliquidación del IVA trimestral- o el 111 y 115 -para las retenciones

Un nueva forma de tratar el IVA comunitario

Aunque en principio sólo afecta a las transacciones que hagan los comerciantes entre los países de la zona euro, una de las novedades que se introducirán son las cuatro ‘soluciones rápidas’ que ha puesto en marcha la Unión Europea, y que tienen el objetivo, según explicaron los expertos, de facilitar y mejorar el tratamiento del IVA en las transacciones comerciales que se hacen entre los países de la zona euro.

Se trata de cuatro medidas que van en sintonía con la Directiva (UE) 2017/2455, que recogía la creación de un Sistema Común de IVA, por el cuál los bienes tributarían en el país de destino y no de origen -como lo hacen ahora- y que, sin embargo, aún no ha podido ponerse en marcha.


03801 - Alcoi/Alcoy
(Alicante)
info@empleandose.com