Agencia de colocación autorizada nº 9900000398

Recordar la contraseña

Comunitat Valenciana


imagen sección

Obligaciones fiscales

Respecto a las obligaciones fiscales tiene el autónomo colaborador van a depender de la relación laboral que se pueda establecer y la retribución que perciba por su trabajo. Podemos considerar dos posibilidades:
 
  • Si el familiar sólo hace labores de sustitución del empresario (que figura de alta en Hacienda) sin una jornada, categoría, o retribución definida, la cotización es obligatoria pero no así su alta en Hacienda, por lo que no tendrá la obligación de realizar la declaración del IVA y el pago fraccionado del IRPF. Por su parte, el propietario del negocio no los declarará como gastos deducibles.
 
Las declaraciones fiscales serán presentadas por el propietario del negocio. Los ingresos que el negocio genera los declarará íntegramente el titular del mismo, independientemente de que su cónyuge o su hijo lo atienda unas determinadas horas al día. En este caso no se le reconoce al familiar una retribución definida. Tampoco existe la obligación de formalizar un contrato.
 
 
  • Otro caso sería el de una empresa en la el familiar contratado como autónomo colaborador, ocupa un puesto determinado dentro de la organización del trabajo del negocio con un horario definido.
 
Por ejemplo en una academia de enseñanza en la que el profesor de matemáticas es el hijo del dueño y convive con él. Esto nos plantea una situación distinta ya que aquí el autónomo colaborador tiene un cargo concreto, una jornada establecida y una autonomía en el ejercicio de su función.
 
Aunque en este caso la Agencia Tributaria no se pronuncia de forma clara, lo lógico sería que como estamos en el caso de una relación laboral como cualquier otra, independientemente de su cotización en el Régimen de Autónomos, el familiar debe tener su nómina y su relación tiene que estar regulada por un contrato entre las partes donde se estableciera la retribución. Esta retribución sería como la de cualquier otro trabajador, declarando sus ingresos en su IRPF como rendimientos del trabajo. El autónomo titular, como empleador debe:
 
  • Pagar su salario y entregarle la nómina correspondiente, en función de su categoría profesional y el convenio o acuerdo aplicable
  • Pagar las cotizaciones a la Seguridad Social del autónomo colaborador mediante la presentación de los impresos correspondientes (TC1 y TC2).
  • Aplicar las retenciones correspondientes y declararlas en el modelo 111
 
Por otra parte, como titular de la actividad. las retribuciones, se considerarán como gastos deducibles de su negocio a efectos del cálculo del rendimiento en sus propias declaraciones de impuestos
965599088
Sin definir C/ EL CAMI, 39
03801 - Alcoi/Alcoy
(Alicante)